todo-es-mercadologico

Se trata de vender. En la escuela no nos enseñan a vender. A vender tienes que aprender tú mismo. Si tienes la buena fortuna de haber nacido en una familia de vendedores o emprendedores, o si tienes una pre disposición genética, eres muy afortunado, ya llevas ventaja. Sin embargo, si eres como la mayoría de los estudiantes de clase media o baja mexicano, de familia trabajadora, empleados, es muy probable que no sepas vender.

Le economía se trata de intercambiar bienes o valores, “Nadie te da nada gratis” y es completamente cierto, nadie regala nada, siempre hay un intercambio. El valor puede ser monetario (dinero), en especie (cosas, casas, muebles, comida, etc.) o intangible (ideas, atención, favores). Siempre estamos vendiendo, siempre estamos comprando.

Es un intercambio constante, por ejemplo tus padres (o tú mismo) están intercambiando dinero por educación, por un diploma que certifique que sabes hacer algo, con la esperanza de que consigas un buen trabajo.

Eso vale mucho para tus padres y/o para ti mismo, tanto que inviertes no solo dinero sino gran parte de tu tiempo y esfuerzo quemándote las pestañas por estudiar y aprobar todas vendertus materias, porque eso tiene mucho valor para tus padres y para ti.

Hacen el esfuerzo para pagar las colegiaturas, haces tu mejor esfuerzo por aprobar. Pagas. Pagas por qué quieres ese valor que te darán al final de cuatro años. Pagas con dinero, con tiempo, con esfuerzo y paciencia. Pagas.

Cuando tú salgas a buscar trabajo o poner un negocio, recuérdalo y tómalo muy en cuenta. Te va a pagar quien de verdad quiera tus servicios. Ese te va a pagar, sin problemas, sin regateos.

Cuando salgas a buscar empleo o negocios, sales a vender. Si eres negociante, venderás tus productos o servicios, si buscas empleo te venderás a ti mismo, eres como tu propia empresa de servicios personales. Recuerda como pagaste por tu educación, recuerda Véndele a quién quiere, no a quien lo necesita.

Quién necesita tus servicios, pero no los quiere, puede que tengan un valor tangible para él, pero no intangible, no tiene deseo de tenerlos, el valor que tiene para él será mucho menor. Recuerda todo el valor que tuvo la escuela para ti y tus padres, lo que representaba que te graduaras. ¿Lo necesitabas?

Puedes pensar que si, que es una necesidad para obtener un trabajo. Pero lo querías, porque lo que quieres en realidad es un trabajo, es una fuente de ingresos, y al pensar que un diploma te ayudará con eso (y mucho) en realidad lo quieres. Y pagas. Y pagas mucho, recuerda, no solo se paga con dinero.

Ahora recuerda tus almuerzos, tus lonches, como muchas veces solo te llenas la tripa, tenías mucha tarea y te conformabas con un sándwich, con unos tacos. El precio era importante, pues tus recursos son limitados, pero tenías que comer ¿No es así? Así que buscabas donde podías comer barato. Esa es una necesidad. Cuando le vendes a quien solo necesita, no esperes ganar mucho. Si quieres asegurar ingreso, véndele a quién quiere, no a quién lo necesita.

En resumen, La compra es emocional. Recuérdalo, compréndelo y acéptalo. Es así. No es bueno, ni malo, simplemente así es.

Un saludo a todos chic@s!

L.