hipocresia

El mundo es una puesta en escena, es una representación, una obra de teatro. Lo vemos todos los días en los noticieros, en la política, en la misma escuela. El qué dirán importa mucho a las personas, por ello actúan de cierta manera con algunos y de otra muy diferente contigo.

Esto no es novedad para ti, pero debes tener en cuenta de que es así. Las personas somos emocionales y tomamos primero la decisión, luego la tratamos de justificar con razones. Es lo primero que debes conocer, comprender y aceptar.

Tus profesores te tratan muy diferente a como tratan a tus padres, o a como tratan al director. En este mundo, hay niveles, hay jerarquías, que las personas que desean permanecer en él, respetan. Es un juego. El único juego. El “juego de tronos” (excelente serie, te recomiendo que la veas y pongas atención).

Puedes pensar que esto es muy hipócrita, sobre todo si has sido educado con altos valores morales, y tienes toda la razón. Un nombre más suavecito es “diplomacia”, y aplica en todas las áreas. Las personas son emocionales y recuerdan y deciden basados en cómo los haces sentir. Tú también eres así. Tómalo muy en cuenta.

Puedes decir “¡Yo no soy hipócrita!” y probablemente no lo seas, pero sí que decides emocionalmente. No hay una relación estadística comprobable entre el nivel educativo y la calidad de vida. Búscala, no la hay, sin embargo, te encuentras estudiando carreras de cuatro años buscando una mejor calidad de vida. La decisión fue emocional.

Te encuentras que debes respetar a tus maestros, o la traerán contra ti y te la pondrán muy difícil. Respetarás a tus padres, tengan o no la razón, o habrá consecuencias. Esto es así, así funciona el mundo.

No lo justifico, no digo que este bien, solo señalo un hecho que es evidente y que muchas veces, por creer que estudiar es importante, se nos olvida. Tan importantes son nuestros resultados como importante es como haces sentir a las personas.

Si eres bien inteligente y te las sabes de todas, todas, puedes hacer sentir mal a personas con ego grande y baja autoestima. Y muchas veces tus maestros o tus futuros jefes lo serán. Y si opacas o haces ver mal a tus jefes, estos no estarán muy contentos contigo.

Si, probablemente sea problema de ellos, pero recuerda, que el mundo funciona de esta manera y que las personas son emocionales. Lo que nos lleva al siguiente punto, nos vemos en el siguiente post.

Saludos,

L.