No es un tema complicado y es uno que debes dominar para poder mejorar tus resultados, si o si, conjuntamente con las ventas.

Se trata de dinero y siempre es mejor tenerlo que no tenerlo, así que lo primero que vamos a ver es la contabilidad básica: Activos, Pasivos y Balance, Ingresos, Gastos y Estado de Resultados (Ganancias o Pérdidas).

Tus Activos son todas tus posesiones (casas, carros, joyas, muebles, etc, todo lo que se pueda liquidar o vender). Tus Pasivos todas tus deudas (hipotéca, tarjetas de crédito, préstamos, etc). La diferencia entre ellos es el Balance, que también representará tu Patrimonio Neto, ya que es permanente y se calcula total, al día.

Los Ingresos son tu sueldo, las ganancias que te dejen negocios o acciones, lo que saques de ventas, etc. Tus Gastos pues es todo el dinero que gastas en comida, servicios, entretenimiento, ropa, renta, transporte, etc. Ambos se calculan por período de tiempo (un mes por ejemplo) y a la diferencia entre ambos pueden ser Ganancias (tienes más ingresos que gastos) y se dice que tienes Superavit (osea, te sobra), ó pueden ser Pérdidas (tienes mas gastos que ingresos) y se dice que tienes Déficit (osea, te falta).

El Márgen de Utilidad es la razón entre las Ganancias (o Pérdidas) y los Ingresos y nos dice que tanto es ganancia por cada peso de ingresos.

Es duro, pero vamos a hacerlo como un juego. El objetivo del juego, obviamente, es tener más Activos que Pasivos y más Ingresos que Gastos, vivir en Superávit, evitar el Déficit.

Algunas dudas típicas:

¿Tu casa es un Activo o un Pasivo?

Si la estas pagando, es un Pasivo. Si ya la pagaste, los impuestos prediales y el mantenimiento es un Pasivo, pero el valor de la propiedad es Patrimonio, que en México lo contamos como Activo, pero no genera dinero, a menos que la rentes.

¿Tu trabajo es un Activo o un Pasivo?

Ninguno de los dos, tu trabajo es un empleo, generas dinero así que dirías que es un Activo, pero en realidad el Activo eres tu y tu no tienes precio, eres invaluable, sin ti no existen tus finanzas. No, los ingresos que generas de tu actividad son eso: ingresos.

Ok, el ejercicio es listar todas tus posesiones y restarles todas tus deudas, así:

Activos Monto   Pasivos  
Carro $120,000.00   Tarjetas de Crédito $14,000.00
Bancos $30,000.00   Hipotéca $350,000.00
Cartera $2,000.00   Préstamo Personal $37,000.00
  $152,000.00     $401,000.00
         
Balance ($249,000.00)      

Luego, durante un mes, listar todos tus ingresos y todos tus gastos, así:

Periodo Agosto 2018      
         
Ingresos     Gastos  
Sueldo $20,000.00   Hipotéca $8,500.00
Ventas $5,000.00   Comida $6,500.00
      Servicios $1,200.00
      Transporte $2,100.00
      Esparcimiento $1,600.00
  $25,000.00     $19,900.00
         
Utilidad/Pérdida $5,100.00      
Margen 20%      

Obtendremos el Balance y el Estado de Resultados, espero que estés en números negros, pero si no, no te preocupes, manejar la deuda es posible.

Una vez que termines el ejercicio será como tener una brújula y sabrás donde estas parado y a dónde ir. No voy a mentirte, es muy duro, requiere de mucha disciplina y probablemente los resultados no te van a gustar, pero es lo más sano que puedes hacer por tu carrera, por tu vida, mucho depende de esto, así que continúa llevando las cuentas.

Ahora que ya tenemos esta sólida base, continuemos con las Finanzas.

Intereses: Créditos e Inversiones.

Los intereses son el costo del dinero, el costo de prestar. Si le prestas $50.00 pesos a tu amigo, no le cobras intereses, es tu amigo y confías plenamente en que te pagará la próxima quincena  los $50.00 pesos. Pero si le prestarás a un extraño, mientras menos confianza tengas de que te pague, más caro le das el dinero, es decir, le pones una tasa de interés más alta que ha de devolverte conjuntamente con el dinero prestado, es decir, le estás cobrando por prestarle. Los intereses están reflejados en un porcentaje (tasa), por período de tiempo, típicamente de un año.

Como puedes ver, dependen de la confianza, confianza plena es 0% de intereses, nula confianza puede ser 100% de interés, o 1000%, el que presta decide. Para que te des una idea, un 12% -14% anual de interés anual es típico para hipotecas, y las tarjetas de crédito pueden llegar a tener 60% – 70%. ¿Por qué?

Pues las hipotecas están respaldadas por las mismas casas, es decir, si no pagas, el banco se queda con la casa. Tener un bien que responda por la deuda da más confianza. En cambio, si tu crédito no es bueno hay tarjetas sin muchos requisitos, pero limitadas y con alto interés.

Prestar dinero cuesta y el costo varía dependiendo de la confianza que tiene el prestamista con su deudor.

Lo mismo aplica para las inversiones. Tu puedes tener una tarjeta de crédito con una tasa del 64% anual, por ejemplo, y una inversión que pague 7% anual. Pero, espera un momento, ¡es mucha diferencia! ¿Cómo que el banco me cobra 64% y yo solo le cobro 7%? ¡Eso no es justo!

Esto pasa por la confianza, si una inversión paga poco es segura que te dará rendimientos. Si una inversión paga mucho, aumenta las probabilidades de que pierdas tu inversión. ¿Por qué? Los bancos y las empresas deben pagarme mi dinero ¿No?

Claro, todo deudor tiene la responsabilidad de pagar el dinero que le prestan, sin embargo, una inversión es más bien como una apuesta,  puedes perder tu dinero, sin remuneración. ¿Es eso justo?

Si, por que los préstamos tienen destinos, desde una casa hasta vacaciones, lo que son crédito al consumo, es decir que lo que te presten te lo vas a gastar, no lo vas a usar para hacer más dinero, por lo tanto, contraes Deuda, usas el dinero como gustes y pagas por los bienes y además el costo del dinero. Los créditos ya no suenan tan atractivos, ¿verdad? Lo ideal es que solo los uses para comprar bienes que no puedes adquirir de otra forma y son liquidables, es decir, los puedes vender después, en caso de necesitarlos, como casas y carros.

Ahora, las inversiones son como apuestas, apuestas a que en lo que inviertes tendrá éxito y tendrás más dinero. Por ejemplo, un amigo pone una farmacia y tu inviertes dinero, con una tasa de retorno de inversión atractiva de un 18%, por ejemplo. Si la farmacia pega, por cada 100 pesos que hayas invertido, tendrás 18 pesos más, además de tu dinero que tienes invertido. Pero si no es así, perderás tu dinero.

Los Impuestos

El gobierno te cobra piso por vivir en el país, estado y municipio (hay tres tipos de impuestos), los federales por ejemplo son el IVA y el ISR, los estatales son por ejemplo la tenencia y los municipales el catastro o impuesto predial.

Se te cobra por comprar (IVA), por vender (ISR), por tener carro (tenencia) y por tener casa (predial). Debes contar estos impuestos entre tus finanzas, para tenerlos en cuenta y pagarlos a tiempo (y también para que te des cuenta de todo lo que se lleva el gobierno ;)). Ojo, las leyes de impuestos a menudo son confusas y complejas, pero en general esto es lo que si o si debes saber.

Comenzamos por los ingresos, el ISR, Impuesto Sobre la Renta, por ganar dinero Hacienda se queda con un 10% a un 35%, dependiendo si cobras por honorarios, facturas o eres asalariado, pero pagas un porcentaje de los que ganas (o debes de pagarlo, al menos). Si eres asalariado o estas por honorarios, tu empledor te retiene este impuesto (te lo cobra él y el le paga a Hacienda), si facturas (eres persona moral o física con actividad empresarial o RIF) entonces los pagas tu directamente.

Es importante que exíjas los comprobantes de retención de impuestos. Si no te estan reteniendo impuestos es que te estan pagando en negro, y esto no debería ser así, es un fraude fiscal y tu ingreso no se reporta a Hacienda, y puedes llegar a tener una auditoría por esto.

Existen también trabajos con “estrategia fiscal” en los que pagas impuestos solo por una pequeña parte de tu salario y lo demás es “libre” de impuestos. Esto es otra forma de no pagar impuestos, pues tus percepciones pueden ser por rubros libres de impuestos como remuneraciones sindicales o regalías, y esta parte que no te estan reportando como ingreso de tu salario no cuenta para tu retiro ni ningún otro programa social, has de tener eso claro.

Bien, seguimos con el IVA, Impuesto al Valor Agregado, que es de un 8% a un 16%, y es un impuesto al consumo, te cobran por comprar cosas, el negocio que te vende te lo cobra y este lo paga a Hacienda.

Tanto la tenencia como el predial son anuales y son impuestos fijos (una cantidad estimada por el gobierno) que son obligatorios pagar por tener bienes.

Vamos a hacer un pequeño ejercicio de impuestos, incluyendo solamente ISR e IVA, ya que los impuestos municipales o estatales no se calculan, simplemente se pagan.

El ISR es calculado sobre la Utilidad del ejercicio (el período de tiempo sobre el que se pagan los impuestos, puede ser mensual, bimestral o anual, dependiendo de tu régimen, que es la modalidad con la que te declaras contribuyente, pagador de impuestos).

Entonces primero calculamos la utilidad del ejercicio, similar a como la obtenemos en el estado de resultados. Posteriormente, utilizamos una tabulación, que utiliza límites para decirte la forma de calcularlo. Afortunadamente, ya existen sitios web que realizan el cálculo por nosotros, así que simplemente obteniendo la utilidad, ya podemos saber cuánto pagaremos de ISR. Las reglas explícitas estan en la miscenlánea fiscal (http://dof.gob.mx/nota_to_doc.php%3Fcodnota%3D5508788) pero es demasiado compleja para ilustrar un ejemplo.

Para comprenderlo mejor, veamos las tablas de ISR (http://losimpuestos.com.mx/tablas-isr-2018/#Tablas-ISR-2018-Anuales) en las que se especifican dos datos: Un impuesto fijo y una tasa para el impuesto variable, dependiendo de cuánto dinero hayas generado de utilidad.

Límite inferior Límite superior Cuota fija % sobre excedente de límite inferior
0.01 3,471.12 0.00 1.92
3,471.13 29,461.08 66.66 6.40
29,461.09 51,775.20 1,729.98 10.88
51,775.21 60,186.42 4,157.76 16.00
60,186.43 72,059.64 5,503.56 17.92
72,059.65 145,333.86 7,631.22 21.36
145,333.87 229,066.14 23,282.64 23.52
229,066.15 437,325.00 42,976.44 30.00
437,325.01 583,099.98 105,454.14 32.00
583,099.99 1,749,300.00 152,102.10 34.00
1,749,300.01 En adelante 548,610.12 35.00

La fórmula es simple: Obtienes la utilidad, le restas el límite inferior, el resultado será la base de ISR. Obtienes el porcentaje de esta base y le sumas la cuota fija.

ISR  
Ventas (Facturación) $35,000.00
Gastos $23,500.00
Utilidad (Ventas – Gastos) $11,500.00
Límite Inferior $ 3,471.13
Base ISR (Utilidad – Limite Inferior) $ 8,028.87
Porcentaje 6.4%
Monto del Porcentaje (Base * Porcentaje) $ 513.85
Cuota Fija $ 66.66
ISR (Monto del porcentaje + cuota fija) $579.69
   

Para el IVA tomamos nuestra facturación y obtenemos su IVA, luego tomamos nuestros gastos y obtenemos su IVA. Si el IVA que facturamos es superior al IVA de nuestros gastos, obtenemos la diferencia y su valor absoluto será el total a pagar. Caso contrario, dependiendo del régimen, de nuevo, podemos ser acreedores a una devolución de impuestos, pero esto algo ya más complejo, lo importante es el principio básico: IVA con IVA se paga, si es más, apoquinas.

IVA  
Ventas (Facturación a contribuyentes tasa 16%) $35,000.00
Compras tasa 16% $23,500.00
IVA cobrado $5,600.00
IVA acreditable $3,760.00
IVA a pagar $1,840.00

Estos ejercicios son simples e ilustrativos para comprender los principios, en la realidad es algo más complejo, pues hay más reglas y se separa por tasa 0, sasa 16%, facturación a público en general, etc., sin embargo, los ejemplos son suficientes para que te des una idea de cómo funciona el cálculo y pago de impuestos.